La senda de los huesos

Sierra de Toix - acantilados - Calpe


La senda de los huesos



3 enero 2015



Croquis del face de Enrique.

Croquis de matxinclibm

Aperturistas: Nacho y Roy de Valera

Los acantilados de Toix, son sugestivos y fascinantes, tanto o más como el propio Peñón de Ifach, aunque de menos talla, pero más tranquilos y solitarios generalmente. Cercenados a cuchilla, sobre el mar,  lisos en tramos, fisurados  y oníricamente horadados, propios de novela de aventura y quimera, donde cuesta poco imaginar, en el crepúsculo, las sirenas y los nocturnos pescadores,  entre sus cuevas y formas susurrantes, pactando la captura recíproca al son de las olas. O tal vez filibusteros, que aquí se emboscaban, o atesoraban, o simplemente se guarecían. Impresionante ambiente, sobretodo, cuando estás escalando.

Se aparca en la zona de aparcamiento de los sectores NO de escalada, en la urbanización de Marivila. Del final del asfalto parte un sendero que rodea la sierra y ya en su flanco SO, se aproxima al acantilado. En el punto que más se acerca, hay que buscar en el rápel, localizando para ello restos de hierro, de una antigua escala de pescadores, que se usaba para descender a las proximidades del mar. Está en la proximidad de una suave y rocosa vaguada.



Un rápel de vértigo, más que nada por ver los restos aun conservados de la escalera, metálica y suspendida en el vacío, 50 metros, impresionante. Si era por pescar... ya tenía que valer la pena el riesgo, cuesta hacerse una idea, el subir por ahí con un besugo de 10 kg a la espalda 😨😨.
Caminamos por la repisa bajo la gran bóveda, hasta llegar al extremo sur de esta, bajo una placa naranja, con un desplomado diedro. 


1er largo, 10m. 6a+. Empiezo yo, atacando la placa por la izquierda para en seguida ir pasando hacia la derecha, cruzando el diedro ya en desplome y tomando una serie de romos y crocantis de muy mala tesitura y textura, que hay que ir protegiendo, hasta pasar el filo y llegar a la reunión que está en la pared del espolón.





2º largo, 60m. 3º+. Sigue Enrique, por un tortuoso largo de garbeo junto al mar, por donde hay que pasar por el interior de un gran túnel formado por bloques enormes.



3er largo, 50m. 6a. Sigo yo, subiendo un poco por una anaranjada placa que hay que proteger, para seguir a la derecha, cruzando una oquedad que forma un ciego diedro, donde la placa desploma y una fisura nos permite proteger y progresar, chapando varios parabolts en la parte mas fina. hasta pasar el borde del desplome y seguir con las patatas romas y algún paso rarete, hasta terreno más fácil.



4º largo, 30m. 6a+. Sigue Enrique en travesía, sobre una vira fisurada, hasta llegar casi al final, para tomar una fina placa hacia la derecha, donde algunos parabolts protegen los pasos más finos. ascendiendo en diagonal, próximo a un borde.

No foto
5º largo, 20m. 6b. Continúo yo, ascendiendo en diagonal hacia la derecha, por placa y fisura, y pasando por alguna bañera roma y desplomada que concentra la dificultad del largo, hasta llegar a una reunión - rápel a la derecha, volandera sobre un bloque.

Rápel de 25m. con ligero péndulo hacia la derecha, prever que el primero baje descolgado por el compañero, para que las cuerdas no acaben en el agua. Luego un paseito con trepada fácil hacia la derecha, al ras del agua. Nos sitúa bajo una gran y espectacular bóveda, doblemente perforada en su cúpula, como dos irregulares ojos de beoda calavera pirata. Impresionante ambiente.



6º largo (1º de la vía Parle ya en sector de deportiva de Piratas del Caribe). 25m. 5º+. Sigue Enrique, por la placa de la izquierda, bordeando un gran bloque que forma otra gran cavidad, donde brama el mar, dentro de la gran bóveda.

7º largo, 20m. 6a. Continúo por placa de romos muy vertical, al principio con tendencia a la derecha, para a poco más de la mitad seguir con ligera tendencia a izquierda.


8º largo, 25m. 6a+. Sigue Enrique, recto por placa de romos al principio, con una ligera travesía a la izquierda para evitar un abombe, tomando una roma fisura con algún paso bloquero, para llegar a los últimos resaltes de la salida por uno de los ojos.

Espectacular vía en conjunto, de inusual trazado, sobre la que en su día debió ser  más que apoteósica, la supertravesía Europa.

Enhorabuena a los geniales aperturistas, vía 5 *****+

Ya se que me repito... pero el ambiente es espectacular...