Costa blanca

Peñón de Ifach


Costa blanca

25 de noviembre de 2017

Llevamos desde el verano comentando de venir a escalar a estos peculiares muros, de ambiente espectacular. Aunque a mi, hoy me parece que no estoy a la altura. Una lesión muscular en el antebrazo y semanas intermitentes sin escalar, me tiene trabado el ánimo y la motivación, me falta grado y fuerza. Al fin nos decidimos, en este caso, vamos a una vía que yo ya conozco (tuve ocasión de hacerla hace poco más de un año, con mi buen amigo Alejandro Javaloyes Jaén) y que me inspira tranquilidad, pues está totalmente equipada en deportiva con parabolts.



1er largo, 20m. 4+. Empiezo yo, trepando en los inicios de la vía Valencianos y otras muchas comunes, por una zona de bloques un tanto rota, chapando un parabolt y yendo después hacia la derecha, bordeando un salvaje algarrobo, para situarme en una repisa de bloques, en la 1ª reunión.




2º largo, 40m. 6b. Sigue Enrique, con unos pasos de salida en placa, muy finos y que concentran la dificultad del largo en los tres primeros seguros. Después, con tendencia a la izquierda, va a buscar una fisura entre  placa antes y después con algún paso que ya nos va haciendo entrar en calor.




3er largo, 40m. 6b. Continúo yo, saliendo a la izquierda por placa, para llegar recto a un diedro rojizo muy vertical, con algunos pasos técnicos y sobretodo de continuidad, tramo que parece común con la vía Directa Manfred creo, pues se pueden ver algunos clavos de época antes y después del diedro. Salgo del diedro por un abombe hacia la derecha, a una repisa donde está la reunión.



4º largo 40m. 6a. Sigue Enrique, recto a por la roca anaranjada, meteorizada, un tanto crocanti y muy vertical, pero con muy buenos cantos, donde lo principal es tener cuidado con la roca. Montando reunión, en el lateral del espolón, frente a la siguiente muralla.




5º largo, 35m. 6b+/. Sigo yo, destrepando un poco para cruzar la canal que separa el espolón del muro, y ascendiendo por este, sobre placa de bañeras y romos, pasando un desplome inicial, con pasos exigentes y algún bloqueo. Después sigue, tras un breve respiro, en la misma tónica de bañeras, romos, planos y pasos muy técnicos de equilibrio. Hasta llegar a la reunión, común con la de la repisa del péndulo del diedro UBSA.






6º largo, 25m. 6b. Continúa Enrique, saliendo por una desplomada estalactita, donde el mejor agarre de salida resulta ser una piedra suelta, que no tiramos, porque había gente por debajo. Después continúa por placa con algún paso de agujeritos romos, hasta la bóveda.





7º largo, 30m. 6c+. Sigo yo, por el interior del filo izquierdo de la cueva, muy desplomado y con muchos romos, hasta plantarme en la salida de la cueva para entrar en una placa donde unos agujeros que hay que matizar bien, o ir muy sobrado para rectificar, concentran la máxima dificultad de esta sección. Después un breve tramo de placa fácil, hasta que se vuelve a plantar y presenta otro paso de fisura-regleta y equilibrio, para salir a la izquierda a un diedro oculto y romo, que con un par de pasos nos deja ya en placa amable y tumbada hasta la reunión.

8º largo, 15m. 3º. Termina Enrique, con una trepada para alcanzar la vertiente opuesta ya sobre las repisas de la cresta.

Vía de deportiva, bien equipada y muy buena como toma de contacto para ir conociendo características básicas del sector.
5*****

2 comentarios: