Gran diagonal, Itaka

La Graja – Jumilla 2017-07-29

Vías:

Gran Diagonal, (5, A0, 2, 5, 5+) Abierta por J. Alonso, S. Muñoz y Manuel Pérez

Itaka, (5, 6c, 6b+, 6c) abierta por Yoni Díaz


Vía equipada, con un trazado lógico entre las arenosas bóvedas de la parte central-derecha de la pared de la Graja. Croquis de Enrique Ortiz.

Enrique en el inicio del 1er largo, común para diversas vías como El Gran Evento del Presidento, Itaka, Sildavia,… originalmente continúa por la canal central hasta la base de la bóveda, Enrique prefirió ascender por el primer largo de la Itaka (5º), con roca gris, aunque no más compacta ni libre de musgo que la canal, eso sí, menos herbosa y más vertical.

Iniciando el 2º largo de la Gran Diagonal, común con la Sildavia y alguna otra. Largo clave catalogado como A1, nosotros lo hicimos en A0 por ir más rápido. El primer paso hasta llegar a un buen canto para chapar un clavo que se mueve, (je je) te pone las pilas, no está de más un atento porteo por el compañero para no hacerse mucha pupa en una caída imprevista.

La progresión es fácil, los seguros combinando parabolts y algunos clavos, están cercanos y se acera muy bien, a partir del 4º seguro me es factible fantasear y dar algunos pasos en libre. Fotaca que me hizo Enrique!!!, con mucho ambiente bajo este brutal desplome de arena que con curiosos cantos alveolares , de aparente fragilidad y arenosos, permite el paso entre estas despeluznantes fauces antediluvianas.

El ambiente en las bóvedas de esta pared, es onírico, un sendero  colgado entre impresionantes desplomes, nos deja pasar casi andando entre los esqueletos pétreos impasibles, que nos ofrecen sus vacíos y frágiles orificios como protección y agarre.


El 3er largo bordea los desplomes y traza una salida por el único pilar de roca gris y compacta, que pende entre los desplomes como una enorme estalactita pegada en la arenisca ocre.

Llegando a la 4ª reunión, después queda un precioso largo sobre roca compacta y aérea, con algún paso de 5+ que disfrutará Enrique de 1º, en la salida, el sol ya comienza a reverberar y la temperatura va subiendo.

Vía recomendable ꙳꙳꙳꙳

Rápidamente bajamos, y vamos a darle un tiento a la Itaka…

Vía: Itaka (5, 6c, 6b+, 6c) abierta por Yoni Díaz



De nuevo Enrique inicia la escalada y realizamos este 1er largo, por no perder tiempo en buscar otro de otra vía, que nos aproxime al inicio del picante gruyere, que se desborda de la vertical y chorrea sus cremosas estalactitas sobre esta masa harinosa y crujiente, que promete saciar nuestros bíceps.

2 largo, 6c. Empiezo  la travesía que nos mete en la masa de roca crocante, resbalosa al principio, aunque no muy difícil, los primeros seguros son 2 distantes puentes de roca que me inspiran muy poca confianza, y mucho miedo, lazados con emocionantes, añejos y tiesos cordinos que no puedo sustituir. Respiro cuando chapo el primer parabolt.


Al final de la travesía, sobre una roca buena y factible, asciendo hasta que me encuentro el tomate, una placa arenosa y descompuesta que me echa para atrás, se me va una laja de un pie, quito otras tantas con la mano, mientras disimulo mi horror y voy estudiando el asunto, Enrique me anima, el parabolt lo tengo chapado, pero me muevo menos que Don Pimpón en una cama de velcro, al final paso guarreando y sin dejar de jadear, sigo apretando en libre, en apnea, un paso, otro, otro último que me complica el chapaje y por fin llego al final del paso, un diedro oblicuo y tumbado que me lleva a la reunión, recobrando poco a poco, la respiración.

Enrique le tira al 3er largo, de 6b+, con un inicio de desplome brutal, que paradójicamente, se asciende asiendo con cautela, delicados y fantásticos alveolos y nervaduras propias de la piedra pómez, remontando un tramo muy intenso y mantenido hasta poco más de la mitad, donde te da un buen respiro, para después seguir sobre un mosaico de bloques engastados en esta abovedada geoda de arena ocre, ya más fácil pero aun intenso y mantenido. Atento a la escalada no se me ocurrió hacerle alguna foto del primer, atlético y fotogénico tramo. Como lo disfrutamos Titán!!

En la 3ª reunión, brazos flácidos y con la mente fija en una única cosa… aparte de eso, el ambiente es total.

Último largo, 6c, sigo en esta masa de bloques aun ligeramente desplomada, que con una pequeña travesía a la izquierda me situará en una placa gris sobre una enorme chorrera colgante, y que tras unos pasos que me van animando y  voy ascendiendo bien, me ponen en una placa gris abombada, que no acabo de leer y que intento infructuosamente, con un pequeño pire y varias reculadas, hasta que dándolo todo y arqueando hasta las orejas, consigo llegar a un canto bueno donde aún queda salir medio en adherencia.
Una trepada fácil y arriba, sin un soplo de aire que seque el sudor que nos baña, ya el sol caldea como un abierto horno refulgente y cegador que a 40º, hace hervir la savia de la tostada vegetación del altiplano murciano, e invita a esconderse y rebañarse en una fría cerveza.
Descendemos cabizbajos con los ojos entornados, con la mente orbitando desde la 3ª reunión, en torno a esa gran jarra de cerveza, que nos alienta,  caminando bajo el plomo fundido de una atmósfera propia de Mercurio, a menudo, volviendo la vista atrás, recordando y comentando los pasos  y los momentos que nos ha hecho disfrutar esta preciosa vía ꙳꙳꙳꙳꙳, en esta extraordinaria pared, de esta singular sierra.

He aquí, la cordada: Enrique y yo, encadenando un tanque que justifica lo injustificable y como siempre: brindando por muchas más gratas y espectaculares escaladas.

Enhorabuena Yoni, nunca me cansaré de seguir tus vías, eres un Titán !!


4 comentarios: