Aravela

Ponoig  Ponoch

Aravela


16 de mayo de 2015


Aperturistas: Sarrate y Ballart

Vía emblemática del poco concurrido lomo de "el león dormido", en este sorprendente contrafuerte que bordea y rodea por el Este, al monte Ponoig.
Hace mucho tiempo que tenemos esta vía mitificada y hoy,  José López , Elías y yo, coincidimos y nos decidimos a disfrutarla.


Croquis de elev-arte y  de matxinklimb





1er largo, 6a, 30m. Comienza Elías, al principio por una placa con un paso bastante fino para llegar al inicio de la característica bavaresa en una ceja parabólica. Largo a equipar completamente, con algunos pasos que se disparan un poco.
Elías decidió bajarse porque no se encontraba bien, en principio se iba y volvería por la tarde a recogernos, ya que habíamos venido en su coche.


















2º Largo, 6b, 25m. Sigo yo, dándome unos pasos delicados en placa naranja, para acceder por la derecha, al exigente diedro del mismo color, y muy liso, que habrá que proteger completamente. .Justo a la salida del diedro, cuando iba a por el canto lateral de salida, se me resbaló un pie y caí sobre un friend que por suerte entran muy bien y aguantó perfectamente. 





3er largo, 5+, 40m. Continúa Pepe, por el amplio diedro que sige en diagonal hacia la derecha y después recto, dejando la fisura  a la derecha, limpio, excepto algún matorral, y aéreo. Pasamos una reunión y sigue en diagonal a la izquierda por roca naranja, hasta el famoso ojal (ojete más bien), que intenta pasar Pepe, pero entre el roce de la cuerda y la estrechez decide montar reunión en su base. No se si es por la mala sensación de la retirada de Elías, pero vamos muy tensos, con la impresión de que el grado es más duro de lo que describe el croquis, pero disfrutando, eso si.

Pepe pasando por el ojete, riendo, después de haberme visto como pasaba yo torsionándome como un  churro.








4º largo, 5, 30m. Sigue Pepe, bajo una gran ceja que forma un diedro naranja un tanto crocanti, a proteger por completo, muy aéreo, hasta llegar a una buena repisa ya en placa gris.



5º largo, 6a, 30m. Continúo yo, por placa gris, con una pequeña travesía en diagonal, para tomar un sistema de pequeñas fisuras y placas grises que acaban en una herbosa repisa al pie del diedro final.





6º largo, 6b/, 45m. Sigo yo, por este precioso y perfecto diedro de autoprotección y de movimientos técnicos, que me hacen disfrutar como un mañaquico con juguete nuevo. 2 parabolts casi al final, emplazados en una fina placa, evitan tener que meterse al fondo de diedro para medio proteger el paso, después un pequeño desplome entre bloques y por encima de estos, ya con una trepada fácil hasta fuera de la pared.

Vía preciosa de autoprotección, mítica en este sector del Ponoig, 
experiencia de 5****

Cuando bajamos, nos encontramos con que Elías se había llevado todo, mochilas, agua, comida, dinero, teléfono,... al final esperando en el aparcamiento, unos que bajaban de la ferrata, se avinieron a acercarnos al bar de la carretera, donde confiando en que Elias vendría a buscarnos, pedimos unos bocadillos y cerveza, por suerte, así fue, Elías nos encontró haciendo tiempo sin saber que más pedir para retardar que el camarero nos trajera la cuenta, jeje.